Las nevadas obligan a interrumpir el tráfico ferroviario y a cortar carreteras en la Jacetania y el Alto Gállego

canfranc
Importante nevada en Canfranc, que ha obligado a interrumpir el tráfico ferroviario.

por Rebeca Ruiz

El temporal ha dejado los pueblos de gran parte de las comarcas de La Jacetania y el Alto Gállego teñidos de blanco y con problemas en bastantes puntos de las carreteras de las zonas más altas de estos territorios, y obligaba a suspender el transporte por ferrocarril, si bien hasta el momento no ha habido que lamentar ninguna incidencia grave (como accidentes) y el protocolo de vialidad invernal está funcionando, de manera que los responsables de este servicio consideran que a lo largo de la mañana los accesos a todas las localidades quedarán abiertos y transitables. Sin embargo, el problema más grave en estos momentos está en la bajada de las temperaturas prevista para las próximas horas, por lo que la mayor preocupación es ahora el hielo, lo que está obligando a los distintos servicios implicados en el protocolo de vialidad invernal a trabajar contrarreloj en el reparto de sal en las carreteras.

Asimismo, el canfranero también se ha visto afectado. El tráfico ferroviario quedaba interrumpido desde las 11.45 horas entre Jaca y Canfranc, en ambos sentidos, debido a la acumulación de nieve en las vías, según confirmaban fuentes de Adif y Renfe, quienes han explicado que se ha ofrecido a los pasajeros un servicio alternativo por carretera. Esta situación continuará, por el momento, durante las próximas horas, para los dos siguientes servicios previstos para la jornada de hoy, y podría prolongarse para los próximos días en función de cómo evolucione la situación. De esta manera, se ha activado un dispositivo de urgencia para que los viajeros puedan seguir su viaje en autobús en ambas direcciones, haciendo transbordo en Jaca, hasta que se restablezca la normalidad.

dsc05888
En Jaca, no se han dado grandes acumulaciones de nieve.

En estos momentos, según la Dirección General de Tráfico, continúa cerrada al tráfico la N-330a, en el kilómetro 675, que es el paso fronterizo de Candanchú con Francia, por acumulación de nieve. En la N-330b se circula con nivel rojo (se necesitan cadenas). Igualmente, el paso a Francia está interrumpido por el túnel de Somport por la caída de un árbol en la zona francesa. Y en Ansó, en la A-176, se necesitan cadenas para circular entre los kilómetros 23 y 40. También está cortado el Portalet, en la A-136, desde Formigal, el acceso al Balneario de Panticosa y se necesitan cadenas para circular a partir de Biescas.

En el caso de Jaca, según explicaba el jefe del Servicio Municipal de Emergencias, Luis Miguel Maluenda, la cota de nieve se ha quedado en la cota de la ciudad, en torno a los 900 metros. Ello ha provocado que en la zona más alta, en Rapitán, se hayan acumulado hasta 30 centímetros, frente a los cinco de la zona norte y apenas nada en la parte del río Gas y los barrios más bajos, como consecuencia de la intensidad de precipitaciones en las últimas horas, que por la mañana han continuado en forma de lluvia. Lo mismo ha sucedido en los pueblos de Jaca: la zona de Martillué, Gracionepel o Ípas han recibido más precipitación en forma de nieve, mientras que por la parte de Ulle o Barós apenas se ha registrado nada. Sin incidencias destacables, la única complicación se daba en el acceso al puerto de Oroel (a mayor altitud) y en Villanovilla, explica Maluenda. No obstante, en estas zonas es habitual encontrarse en este tipo de situaciones, por lo que una actuación rápida y coordinada ha evitado mayores dificultades.

anso
Nevada en Ansó.

En cuanto al resto de la Comarca de La Jacetania, Fernando Rey, coordinador del Servicio de Vialidad Invernal de la Comarca de la Jacetania, señalaba que la mayor parte de los problemas se daban durante la noche de Canfranc hacia Francia, aunque no se han registrado incidencias de consideración y todos los accesos a las principales localidades quedaban abiertos por la mañana.  El servicio comarcal se ocupaba, durante las últimas horas, de dejar transitable las vías secundarias y los accesos a refugios, donde no se han registrado grandes afecciones (salvo alguna complicación en el Puerto de Borau).

Sin embargo, el Servicio de Emergencias de Jaca no baja la guardia, porque el descenso de temperaturas anunciado para los próximos días podría complicar la situación cuando se hiele la nieve caída. Por eso, los operarios del Servicio de Vialidad Invernal, que coordina los efectivos de limpieza, la Comarca de la Jacetania, los servicios de emergencias y, en su caso, las brigadas municipales, si fuera necesario, están alertas ante la bajada de temperaturas de los próximos días, ya que se manejan unas previsiones que podrían rondar los 12 grados bajo cero, explicaba Maluenda, por lo que está activado el protocolo ante las consecuencias meteorológicas que, en las próximas horas, se centrará en evitar que se congele la nieve caída.

panticosa-3
Nevada en Panticosa.

La ruta escolar se ha desarrollado con normalidad en prácticamente toda la Comarca de la Jacetania, salvo en Candanchú. Tampoco ha habido problemas con el transporte en la Comarca del Alto Gállego, si bien en esta zona sí que hay complicaciones en la parte más cercana a Francia, como sucede en el Somport.

Por su parte, Óscar Aguarta, jefe de Bomberos del Alto Gállego y responsable del plan de vialidad en este territorio, señalaba que durante la noche se habían dado problemas en varios en puntos de la comarca, donde por la mañana continuaba nevando. Aguarta diferenciaba tres zonas: la parte más alta, desde Biescas hacia la frontera de Portalet, donde se han registrado más complicaciones, con el cierre a la circulación de varias carreteras de distinta titularidad (como el acceso a Portalet o el tramo entre Panticosa y el Balneario); la zona media, con alguna nevada y leves complicaciones, y la zona sur, donde ha caído una gran nevada en la parte de La Guarguera que ha hecho necesaria la actuación del servicio comarcal.

En estos momentos, el Alto Gállego está muy pendiente de lo que suceda en las próximas horas, sobre todo en la zona alta, donde hay una gran acumulación de nieve y dónde continúa nevando. Sin embargo, hoy es un día de mucho trabajo, explica Aguarta, ya que aunque remite el aviso por nevadas y se prevé un ascenso de la cota de nieve, hay alerta meteorológica por bajas temperaturas, por lo que los quitanieves y los vehículos especiales están trabajando a pleno rendimiento con el reparto de sal y fundentes en las distintas vías y tratando de estar lo más preparado posible ante la aparición de placas de hielo, que pueden resultar mucho más peligrosas que las nevadas.

De momento, y hasta las seis de la tarde, continúa activada la alerta roja por nevadas en La Jacetania y el Alto Gállego, donde se espera que la cota de nieve vuelva a bajar a cualquier nivel en las zonas más altas a lo largo de la jornada. También se ha activado el aviso de nivel naranja por vientos fuertes y el nivel amarillo por temperaturas mínimas, por deshielo y por aludes, por lo que los servicios de emergencias están muy pendientes de la evolución meteorológica durante las próximas horas.