Los Reyes Magos dejan camisetas nuevas al Alevín B del Jacetano CF

img-20170106-wa0001
Aarón Vega Iralde, vestido con la nueva camiseta.

por Rebeca Ruiz

“Queridos Reyes Magos: soy un niño que al que le gusta mucho el fútbol y juego en un equipo que se llama Jacetano. Tenemos un equipo guay, que gracias a mis compañeros, entrenadores y delegados, vamos primeros en la liga. Estamos jugando con camisetas viejas, mientras otros equipos del club han conseguido que alguna empresa apoye al Jacetano y les compre camisetas nuevas”. Así comenzaba la carta que Aarón Vega Iralde, jugador del Alevín B del Jacetano, escribía a los Reyes Magos, y que corrió como la pólvora tras hacerse pública por parte del club en las redes sociales.

15823085_1111477335648731_4007823066072643170_n
La carta de Aarón, que difundió el Jacetano a través de las redes sociales.

Aarón, de diez años de edad, tenía claro lo que necesitaba su equipo  y reflejó en el papel el mayor deseo de sus compañeros: “Lo único que os pido que nos ayudéis al Alevín B a conseguir alguna empresa que ayude al Jacetano y que nos compren camisetas nuevas para nuestro equipo”, continuaba la carta, toda una declaración de intenciones que concluía comprometiéndose, en nombre de su equipo, a intentar “ser cada día mejores compañeros, pasárnoslo bien, jugar lo mejor posible en todos los partidos y si es ganando mejor”.

El día de Reyes, el Jacetano compartía con todos sus seguidores la noticia del nuevo patrocinador y presentaba la nueva camiseta: se trata de Fiscon Pirineos, y ahora el Alevín B ya puede presumir de equipación nueva.

Aarón es hijo de uno de los vocales de la directiva del Jacetano, Fernando Vega. La iniciativa de hacer pública la carta a los Reyes Magos  partió del club y del joven futbolista. Fue “todo un poco”, explica Vega, quien añade que “Aarón estaba empeñado en conseguir las camisetas y una cosa llevó a la otra”.

La ilusión de tener nueva equipación era muy grande en el equipo, de manera que el club decidió hacer algo especial. “Por no dárselas fríamente a los críos se nos ocurrió esta idea, en la cual Aarón sólo ha seguido en su línea de colaboración y agradecimiento”, asegura Vega.

Lo cierto es que la carta ha recorrido las redes sociales y Aarón se ha convertido en el representante de sus compañeros del  Jacetano y de tantos otros niños y niñas que, en muchas ocasiones, dependen de los sponsor para seguir practicando su deporte.

La simpática iniciativa ha puesto sobre la mesa los esfuerzos que, en ocasiones, deben hacer los clubes pequeños, así como la alegría y el compromiso de los deportistas más jóvenes, que lo dan todo por el fútbol. Un deporte que mueve pasiones y que, a veces, inspira acciones que arrancan una sonrisa. Está claro que los chicos del Alevín B del Jacetano se han portado muy bien este año.