Cambios en los pasos elevados para peatones de la calle Rapitán de Jaca

dsc04320

por Rebeca Ruiz

La calle Rapitán presenta un nuevo aspecto después de que, durante la semana pasada, se procediera a modificaciones (rebajado y eliminación) en varios de los pasos elevados que había a lo largo de esta vía, que da acceso al Hospital de Jaca, al Barrio San Jorge y al Fuerte de Rapitán.

Operarios de la empresa Sorigué procedían a los trabajos para rebajar los pasos elevados, así como para proceder al posterior asfaltado de la calle, dando paso alterno a los vehículos que circulaban por la zona al ser necesaria distinta maquinaria, alguna pesada, para llevar a cabo las obras.

Estas obras, encargadas por el Ayuntamiento de Jaca, responden a la demanda de varios sectores sociales, así como de parte de los profesionales que desarrollan su trabajo en el hospital y entre quienes, además, se encargan del transporte de entrada y salida al hospital jaqués. El objetivo es facilitar el tráfico por una vía que da acceso al centro hospitalario y que sirve, con gran frecuencia, para el paso de ambulancias o vehículos de servicios sanitarios o de emergencias, según informa el Ayuntamiento. Hace ya tiempo que, desde diferentes instancias sociales, se planteaba la posibilidad de quitar estos pasos elevados al entender que entorpecían el tráfico en la zona y suponían, además, un obstáculo para el acceso al hospital, teniendo en cuenta que las acciones de urgencia requieren rapidez y, por lo tanto, necesitan velocidad en los desplazamientos. Ahora se han llevado a cabo estas obras para que los pasos elevados ya no supongan un impedimento en el acceso al hospital, además de mejorar el tráfico por esa vía. Se han eliminado dos pasos elevados y se han rebajado otros tres. Esta intervención ha tenido en cuenta también dejar la seguridad suficiente en la vía para que la velocidad de los vehículos que la transitan no resulte excesiva y no pueda provocar accidentes.

En su momento, se pusieron los pasos elevados para evitar accidentes por la velocidad a la que circulaban los vehículos por esta zona, una prolongada recta paralela a las instalaciones de la Escuela Militar de Montaña, por lo que se espera la concienciación de los usuarios para que respeten los límites de velocidad y para no tener que aplicar de nuevo medidas adicionales que sólo entorpecerían la labor de los servicios de emergencias. Sin embargo, desde un principio, la altura de los pasos peatonales era excesiva, incluso por encima de lo que marca la normativa. Por eso ahora se han rebajado algunos, de forma que controlan y regulan suficientemente el tráfico, y se han quitado otros.