El restaurante ‘La Cocina Aragonesa’ de Jaca, distinguido con un sol en la Guía Repsol

13083302_875598579252751_9016435543706424448_n
Pepe Pérez Chaparro, restaurador de ‘La Cocina Aragonesa’.

Por Rebeca Ruiz

La Cocina Aragonesa, el restaurante del Hotel Conde Aznar de Jaca, acaba de recibir un sol de la Guía Repsol, que lo incorpora entre sus recomendaciones en la edición de 2017, lo que convierte en el primero de Jaca en conseguir este prestigioso reconocimiento. Esta distinción de la Guía Repsol “supone un galardón muy importante gastronómicamente hablando”, explica su responsable, Pepe Pérez Chaparro, que,  junto a su mujer, Maider Abós, son los restauradores de La Cocina Aragonesa. Para ellos supone un gran orgullo haber podido aportar su “granito de arena” para que el nombre de Jaca aparezca en la guía, conscientes de la repercusión y la proyección que para la comarca tiene este hecho.

Desde La Cocina Aragonesa siempre se ha apostado “por una cocina de cercanía, por el cordero de la zona (especialmente el lechal tensino), y por productos como la caza, la trufa o las setas”, explica Pérez Chaparro, quien señala que no es un premio personal, si no a la trayectoria del restaurante, que suma ya 40 años al servicio de los paladares más exigentes. Además, el restaurador quiere hacer extensivo el premio  a la labor de todo el equipo formado por el personal del restaurante, ya que “entre todos hemos hecho posible este reconocimiento”, señala.

Pepe Pérez Chaparro asegura que ha recibido el premio con gran satisfacción; un galardón que se suma al Plato de Oro conseguido recientemente, entre otros reconocimientos. La distinción era recibida en La Cocina Aragonesa con “mucha ilusión”, justo el día en el que se estrenaba menú y carta, coincidiendo con la nueva temporada. Un menú con toda la esencia de La Cocina Aragonesa, que da mucha importancia “a la caza, a las setas y a la cocina de la abuela, con toques de vanguardia”. Y es que La Cocina Aragonesa está continuamente innovando, pero sin perder el espíritu de la cocina tradicional con productos de primera calidad y lo mejor de la tierra, ingredientes que, combinados, han hecho al restaurante merecedor de este sol.

La Cocina Aragonesa ofrece “cocina de mercado, especializada en caza de temporada, pescado y repostería artesana. Referencia gastronómica de la alta cocina de Aragón, se distingue por la exquisita selección de producto, la variedad y colorista carta de platos de creación propia, y una elaboración contemporánea inspirada en la tradición de la cocina vasca y aragonesa”, tal y como se autodefine, lo que han convertido a este establecimiento en el primer restaurante jaqués que aparece en la Guía Repsol.