Jaca y Sabiñánigo recogen en Santander el sello de ‘Ciudad Amiga de la Infancia’

dav
El alcalde de Jaca, Juan Manuel Ramón, y la concejala Susana Lacasa recogieron el sello.

Jaca y Sabiñánigo ya son ciudades amigas de la infancia. Ambas localidades han sido reconocidas con el sello CAI por parte del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF). Los alcaldes de los dos municipios, Juan Manuel Ramón y Jesús Lasierra, respectivamente, han viajado hasta Santander para recoger el documento que acredita esta condición.

Jesús Lasierra, alcalde de Sabiñánigo.
El alcalde de Sabiñánigo, durante el acto.

El programa CAI, impulsado por el Comité Español de UNICEF, en colaboración con el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, la Federación Española de Municipios y Provincias, así como el Instituto Universitario de Necesidades y Derechos de la Infancia y la Adolescencia (IUNDIA), se creó con el fin de promover la aplicación de la Convención sobre los Derechos del Niño en pueblos y ciudades de la geografía española.
La decisión de nombrar a Jaca y Sabiñánigo Ciudad Amiga de la Infancia, otorgándoles dicho sello, se hacía pública recientemente, lo que supone un reconocimiento de la labor de los tres ayuntamientos en favor de la población infantil y adolescente de cada uno de los municipios. Esta marca de calidad pone en valor el trabajo realizado para que los derechos de la infancia se conviertan en principios éticos perdurables que sean habituales en las relaciones de la administración local con este colectivo y que presidan, asimismo, las acciones que el ayuntamiento destine a este grupo de habitantes.
La Secretaría Permanente del Programa hacía pública la resolución que reconoce la labor de los municipios a favor de los derechos de la infancia y adolescencia con el Sello de Reconocimiento de las Ciudades Amigas de la Infancia 2016-2020, otorgando dicha distinción a 55 localidades que lo reciben por primera vez, y renovando a otros 25.
Se reconoce, así, el trabajo y el compromiso de las políticas municipales de Jaca y Sabiñánigo en favor de los derechos del niño, fomentando su participación en la vida pública.
Por otra parte, este programa, impulsado por UNICEF desde 2001, valora el peso que se proporciona desde las instancias locales y municipales, en cada ciudad, a los intereses e inquietudes del colectivo de infancia y adolescencia y, en consecuencia, el nivel de los servicios que se ponen a su alcance.

sdr
El alcalde de Jaca recoge la distinción.

El reconocimiento con el sello que acredita como Ciudad Amiga de la Infancia se otorga cada dos años, tras una evaluación y seguimiento de las políticas que promueve cada institución, revisando el cumplimiento del objetivo final que consiste en diseñar, elaborar y desarrollar políticas públicas eficaces para mejorar el bienestar de los niños, defendiendo sus derechos, fomentando su participación y convirtiendo a ciudades y pueblos en entornos más habitables, especialmente para los más jóvenes.
En total, ya son 170 las poblaciones que conforman la red de Ciudades Amigas de la Infancia.

dav
Los alcaldes de Jaca, Sabiñánigo y Fraga se desplazaron a Santander para recoger la distinción.