Ternera del Valle de Aísa ya llega a todo el mundo

El pasado cinco de septiembre salió del Vivero de Empresas Agroalimentarios de Adecuara en Jaca la primera Ternera del Valle de Aísa vendida por Internet. En los primeros días de andadura de este nuevo proyecto empresarial han despiezado, empaquetado y enviado dos terneras, una cifra con la que Inmaculada Lafita, propietaria del negocio, se muestra muy satisfecha.

Hasta ahora solo se podía encontrar esta carne en las carnicerías de Jaca, pero con la puesta en marcha de la web y el nacimiento de la marca “Ternera del Valle de Aísa”, el abanico de ventas se ha abierto al mundo entero.

Para poner en marcha este negocio, las instalaciones que Adecuara tiene en la localidad jacetana“han sido fundamentales” según Inma Lafita, porque cuentan con una sala de despiece inviable para una explotación pequeña. Aquí ha podido poner en marcha algo que tenía en su mente desde hace tiempo: además de criar su propio ganado, despiezarlo, envasarlo y enviarlo al consumidor.

Pero también en los comedores escolares de Jaca van a poder probar este plato, pues Lafita junto a otros productores locales están poniendo en marcha un proyecto piloto que busca acercar a los escolares los productos de la zona y potenciar así su consumo. También tienen como objetivo dar una oportunidad a todos los productores de Jaca y alrededores. Y es que, en los comedores escolares se consume mucha verdura, mucha carne…productos que se pueden encontrar sin salir del municipio sin intermediarios.

Este jueves ya se ponía sobre las mesas de los comedores el primer menú con los productos suministrados por los productores adheridos a este proyecto piloto. La idea ahora es crear una cooperativa que los aglutine a todos. Para ello, este mismo viernes tienen una reunión en la que decidirán sin dar o no este paso.

Pese a todo, Inma Lafita es cautelosa y reconoce que este proyecto “tiene que cuajar todavía”, se está creando un proyecto de cooperación para concretar con los colegios qué acciones se pueden poner en marcha. Si finalmente sale todo adelante, desde “Ternera del Valle de Aísa” suministrarán a los colegios carne para guisar, como es el caso de este jueves, o para empanar, hamburguesas…el abanico es amplio.

El ganado que distribuyen pasa más de seis meses pastando en los montes de Aísa, alimentándose de forma natural y viviendo todo ese tiempo en libertad. Durante el invierno es trasladado a los campos del entorno de la explotación de Inma Lafita, en Aísa, y solo es estabulado cuando el tiempo no permite que estén al aire libre. Al final de la primavera, las vacas y terneros parten en trashumancia a las zonas altas del valle y el ciclo vuelve a empezar.